Actividades

El Cerro Negro, mayor altura en esta zona, se erige desafiante para quienes quieran ascenderlo, entre quebradas y vertientes, ya sea caminando o a caballo, siempre acompañados con un baqueano.

El Arroyo de Papagayos es otro atractivo que no puede dejar de visitarse, con sus grandes pozones naturales de aguas cristalinas y templadas, sus cascadas y sus playas de arena rosada que invitan a refrescarse y a disfrutar del sol durante el verano, o bien, a realizar largas caminatas disfrutando de la naturaleza y descubriendo rincones escondidos, durante todo el año. Cascada Don Bosco, Laguna del Reloj, La Olla, entre otras. Apto para chapuzones, nadar y hacer snorkel.

El arroyo de Corralito es otra excelente propuesta ya que ofrece un hermoso pozón y una imponente cascada. Se encuentra en propiedad privada y se puede acceder, previa autorización del encargado, caminando o en cuatriciclos. Contactar a Horacio Godoy (0266-154614429) o a Valeria Palacios de “Naturaleza Viva” Excursiones.

Los bosquecitos de Palmeras Caranday se pueden visitar ingresando al arroyo de Papagayos o recorriendo el paraje El Recuerdo, donde se las puede encontrar en su máxima expresión. Se puede llegar hasta el campo de Agustín Godoy, donde se encuentran palmeras de tamaños increíbles. Allí se pueden hacer cabalgatas por la sierra u observar el proceso de elaboración de tierra.

1

2

En Papagayos, la naturaleza y la aventura logran una combinación perfecta para actividades como trekking al filo de la sierra, caminatas por el arroyo, cabalgatas entre palmeras, travesías en cuatriciclos por caminos rurales y por el cauce arenoso del arroyo, observación de aves, de flora y fauna. 

Para los más tranquilos, una caminata por las callecitas de tierra del pueblo, la visita al circuito de artesanos, un paseo en bicicleta o simplemente, disfrutar del canto de los pájaros en la mañana y de los atardeceres increíbles, son algunos de los placeres que en Papagayos despiertan todos los sentidos.

1

2