Se trata de una modalidad sostenible, en la cual se busca conocer los destinos en profundidad, degustar los productos locales, integrarse con el lugar y su entorno y claro, hacerlo todo al ritmo de cada uno.

En si, la posibilidad de abrir una puerta a nuestros sentidos y experimentar todo lo que nos rodea de una forma más plena y placentera.